Buscar
  • El diario de Gaia

Italia bloquea la exportación de vacunas contra el COVID

En el momento critico que todos estamos atravesando, se ha establecido una autentica guerra por las vacunas. Dada la escasez, el parlamento europeo estableció que todas aquellas farmacéuticas que, como AstraZeneca, produjesen vacunas anti-COVID en territorio europeo debían pedir permiso para exportarlas más allá de los límites de la Unión Europea. Hasta el momento, ningún gobierno había vetado la exportación, pero Mario Draghi ha sido el primero en hacerlo.


Con una de las tasas de vacunación más lenta de toda Europa, Mario Draghi se ha propuesto acelerar el proceso de vacunación en el país. Decidido a ello, ha destituido a los principales responsables de la campaña de vacunación del ejecutivo anterior, a quienes considera responsables de los bajos resultados obtenidos hasta el momento. Además, la semana pasada comunicó al Parlamento Europeo, con sede en Bruselas, su intención de denegar el permiso solicitado por AstraZeneca para la exportación de 250 mil dosis a Australia. Bruselas apoyó la decisión de Italia, denegando con ello el permiso a AstraZeneca.


Esta decisión se basa fundamentalmente en la bajísima incidencia del COVID19 en Australia, con apenas 29 mil casos de coronavirus confirmados en todo el país desde el inicio de la pandemia, muy inferiores a los casi 3 millones de casos confirmados en Italia. Considerando esta baja incidencia, parece ilógico enviar 250 mil dosis para vacunar a 125 mil australianos contra una enfermedad que es, prácticamente, inexistente en el país. Maxime considerando que AstraZeneca lleva un retraso de más de 40 millones de dosis con respecto a aquellas que debía haber distribuido a la Unión Europea.

Fuente: AstraZeneca


Aun a pesar de que se puedan entender las razones aducidas por Mario Draghi para bloquear la exportación de vacunas anti-COVID a un país como Australia, este caso plantea un mal precedente, pues pone de manifiesto cómo los países que poseen las vacunas pueden negarse a distribuirlas a aquellos países que no las tienen, lo que agravaría aún más las diferencias entre los distintos países y el acceso a medidas de contención de la pandemia.


Esperamos que el mecanismo COVAX del que os hablamos en un artículo anterior y que ya ha empezado a distribuir vacunas pueda dar sus frutos y garantizar una distribución mas equitativa de las vacunas para que podamos, realmente, dar por controlada la enfermedad. Pues de poco sirve la inmunización de los europeos si el COVID sigue activo en otras regiones y se esparce de nuevo al igual que ya lo hiciera a principios del año pasado.


15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo